La Cabaña Brava 

Inicio

Foro

 

 

Noticias

Crónicas

Carteles
Asociación
Populares
Opinión
La Tauromaquia
El Aficionado
Prensa
Exposición
 
 
El Tauronauta
Informes
Publicaciones
Resúmenes
 

 

  Inicio >>     Opinión>>       Búsquedas

Editorial

 

Sra Secretaria General de la Diputación:

 

Vaya por delante mi agradecimiento, y el de la Plataforma de la que soy portavoz, por habernos enviado copia de la oferta técnica de “TOROS ZARAGOZA, S.L.” como así le solicitamos el pasado 6 de febrero. Además nos ha remitido copia del contrato, algo que no habíamos solicitado, y que también le agradecemos.

 

Lo que sí me gustaría aclarar es la respuesta a nuestro requerimiento, que se basaba en los artículos 35 y 37 de la Ley 30/1992 de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y Procedimiento Administrativo Común, y la Ley 16/2006 de Protección y Defensa de los Consumidores y Usuarios de Aragón.

 

Dice usted que carecemos de la condición de interesado, en los términos expuestos en los artículos 31 y 35 de la Ley aludida, puesto que no hemos formulado proposición alguna en el procedimiento de licitación de referencia. Dichos artículos dicen:

 

Artículo 31. Concepto de interesado.

1. Se consideran interesados en el procedimiento administrativo:

A) Quienes lo promuevan como titulares de derechos o intereses legítimos individuales o colectivos.

B) Los que, sin haber iniciado el procedimiento, tengan derechos que puedan resultar afectados por la decisión que en el mismo se adopte.

C) Aquéllos cuyos intereses legítimos, individuales o colectivos, puedan resultar afectados por la resolución y se personen en el procedimiento en tanto no haya recaído resolución definitiva.

2. Las asociaciones y organizaciones representativas de intereses económicos y sociales, serán titulares de intereses legítimos colectivos en los términos que la Ley reconozca.

3. Cuando la condición de interesado derivase de alguna relación jurídica transmisible, el derecho habiente sucederá en tal condición cualquiera que sea el estado del procedimiento.

 

Artículo 35. Derechos de los ciudadanos.

Los ciudadanos, en sus relaciones con las Administraciones Públicas, tienen los siguientes derechos:

A) A conocer, en cualquier momento, el estado de la tramitación de los procedimientos en los que tengan la condición de interesados, y obtener copias de documentos contenidos en ellos.

B) A identificar a las autoridades y al personal al servicio de las Administraciones Públicas bajo cuya responsabilidad se tramiten los procedimientos.

C) A obtener copia sellada de los documentos que presenten, aportándola junto con los originales, así como a la devolución de éstos, salvo cuando los originales deban obrar en el procedimiento.

D) A utilizar las lenguas oficiales en el territorio de su Comunidad Autónoma, de acuerdo con lo previsto en esta Ley y en el resto del Ordenamiento Jurídico.

E) A formular alegaciones y a aportar documentos en cualquier fase del procedimiento anterior al trámite de audiencia, que deberán ser tenidos en cuenta por el órgano competente al redactar la propuesta de resolución.

F) A no presentar documentos no exigidos por las normas aplicables al procedimiento de que se trate, o que ya se encuentren en poder de la Administración actuante.

G) A obtener información y orientación acerca de los requisitos jurídicos o técnicos que las disposiciones vigentes impongan a los proyectos, actuaciones o solicitudes que se propongan realizar.

H) Al acceso a los registros y archivos de las Administraciones Públicas en los términos previstos en la Constitución y en ésta u otras Leyes.

I) A ser tratados con respeto y deferencia por las autoridades y funcionarios, que habrán de facilitarles el ejercicio de sus derechos y el cumplimiento de sus obligaciones.

J) A exigir las responsabilidades de las Administraciones Públicas y del personal a su servicio, cuando así corresponda legalmente.

K) Cualesquiera otros que les reconozcan la Constitución y las Leyes.

 

Como podrá comprobar, sí que somos “interesados”, ya que como abonados tenemos derechos que pueden resultar afectados por la decisión adoptada (puesto que en el pliego hay varios puntos que hacen referencia a los abonos e incluso se valoran para la adjudicación los descuentos que los licitantes hagan en dichos abonos). Por otra parte, hemos intervenido directamente en el proceso pidiendo primero la retirada del pliego por escrito registrado el 9 de noviembre de 2006 en la propia DPZ, y posteriormente en otro escrito registrado también en la DPZ y dirigido a la Mesa de Contratación pidiendo la declaración del concurso como “desierto” por todos los incidentes habidos en el proceso y en defensa de nuestros legítimos intereses individuales y colectivos, ante la redacción de un pliego que no daba ninguna posiblidad en el concurso a otra empresa que no fuese “       TOROS ZARAGOZA, S.L.”, hecho que se confirmó para vergüenza de sus promotores (si es que la tienen) al ser la única que se presentó al concurso. Estas alegaciones se encuadran dentro del apartado E del artículo 35. Por otra parte, el apartado A de dicho artículo dice que los ciudadanos tenemos derecho “a conocer, en cualquier momento, el estado de la tramitación de los procedimientos en los que tengan la condición de interesados, y obtener copias de documentos contenidos en ellos”. Sin comentarios.

 

Entendemos que no es necesarios haber formulado proposición alguna en el procedimiento de licitación para tener la calificación de “interesados”, como he intentado justificar.

 

El artículo 37, en su punto 1, dice textualmente:

Artículo 37. Derecho de acceso a Archivos y Registros.

1. Los ciudadanos tienen derecho a acceder a los registros y a los documentos que, formando parte de un expediente, obren en los archivos administrativos, cualquiera que sea la forma de expresión, gráfica, sonora o en imagen o el tipo de soporte material en que figuren, siempre que tales expedientes correspondan a procedimientos terminados en la fecha de la solicitud.

Se agarra usted a que el procedimiento no está terminado hasta que no finalice el contrato de “TOROS ZARAGOZA, S.L.”. Nuestra única intención es conocer qué es lo que nos ha ofertado dicha empresa como abonados, consumidores y usuarios, y destinatarios finales de dicha oferta, y asegurarnos el correcto cumplimiento de la misma. Ya que en años anteriores han sido muchos los incumplimientos sin que los que deben velar desde sus puestos públicos por los ciudadanos hayan cumplido con su obligación, inhibiéndose y haciendo la vista gorda ante las mismas, como hemos denunciado en su momento, deseamos realizar un exhaustivo seguimiento de la oferta para garantizar que se cumple íntegramente en todos sus puntos y defender así nuestros derechos, algo que entenderá es absolutamente legítimo y democrático. Si la oferta se nos entrega a posteriori, difícilmente podremos defender ningún derecho, si lo desconocemos.

 

La reciente Ley de Consumidores y Usuarios de Aragón nos califica claramente en su artículo 3 como “consumidores y usuarios” al ser destinatarios finales de un producto, bien o servicios de naturaleza pública o privada. Tenemos derecho, según el artículo 4, a acceder a una información veraz, suficiente, comprensible, inequívoca y racional sobre las operaciones y distintos productos, bienes o servicios de naturaleza pública o privada, susceptibles de uso y consumo. El espíritu de la ley fomenta la participación de los usuarios en defensa de sus legítimos intereses, tanto personalmente como a través de asociaciones constituidas al efecto, como es nuestro caso, y fomenta la información entre los usuarios y consumidores, como nosotros reclamamos. En su capítulo sexto, la ley fomenta la participación, representación y consulta de los usuarios y consumidores. En el artículo 50, punto c, nos da derecho a solicitar y obtener información de las Administraciones Públicas de Aragón, que apoyarán la consecución de los fines, especialmente en el ámbito de la información y educación de los consumidores.

 

No entiendo la cantidad de pegas que se ponen a unos aficionados que pretender defender unos derechos legítimos, como si esto fuera “secreto de Estado”. Mejor dicho, sí lo entiendo: hay nerviosismo porque no nos hemos quedado callados, porque hemos recurrido al Justicia ante nuestra indefensión, porque somos molestos y les “tocamos las narices”. Les cuesta a ustedes demasiado ser transparentes. Digo yo que por algo será.

 

Le reitero, no obstante, nuestro agradecimiento por habernos “perdonado la vida” y habernos enviado la documentación solicitada, que al fin y al cabo de eso se trataba. Sin otro particular, reciba un cordial saludo:

 

Fdo.: Fernando Polo Agote

Portavoz de la Plataforma

Apartado de Correos nº 10.208 – 50.080 ZARAGOZA

 

 

 

 


Envía comentarios o sugerencias al respecto de esta página Web a:    webmaster@toroszgz.org

Para contactar con nuestra Asociación:

Por correo ordinario:  Asociación Cultural "La Cabaña Brava"

Apdo. de Correos 10208

50080  Zaragoza

Por e-mail:   toroszgz@toroszgz.org 

Las informaciones y artículos de opinión que aparecen en esta página pueden ser reproducidas por cualquier medio, siempre que se cite su procedencia y se comunique por e-mail a la Asociación editora, la cual no se responsabiliza del contenido de los artículos y noticias que van firmados.