La Cabaña Brava 

Inicio

Foro

 

 

Noticias

Crónicas

Carteles
Asociación
Populares
Opinión
La Tauromaquia
El Aficionado
Prensa
Exposición
 
 
El Tauronauta
Informes
Publicaciones
Resúmenes
 

 

  Inicio >>     Opinión >>       Colaboraciones >>        Búsquedas
CONTRAQUERENCIA
Curro Romero: anuncia su retirada.

D.  Francisco Romero López, Curro Romero. Matador de toros, nacido en Camas
(  Sevilla) el día 1 de diciembre de 1933. Con tan solo 15 años actúa en un
tentadero. El día 22 de agosto de 1954 viste por primera vez de luces en la
placita  sevillana  de " La Pañoleta"... A partir de aquí, hasta 46 años de
grandes triunfos,  bastantes "petardos" y alguna que otra "espantá"...
En  las  plazas  más  emblemáticas  del  orbe  taurino ha sido capaz de: en
Sevilla,  ser  la base de la feria durante más de cuarenta años y salir por
la  puerta  del Príncipe  cinco veces y hasta siete veces, ha salido por la
puerta grande de la calle de Alcalá, en Madrid.
Se despide el maesto; el caballero; el sensible, humano y educado hombre de
bien;  amigo de sus amigos; respetuoso con todos;  respetado y admirado por
toda  la afición a la fiesta de toros. Incluso en sus días oscuros donde no
hubo  toreo  grande, "ni una gota"( reconoce el maestro que es torero de un
tipo  de  toro:  el  que  vale para el lucimiento. Admira a los toreros que
tienen  la  paciencia  suficiente para sacarle faena a un toro que no se le
veía...)  la afición le ha respetado y él admira a estos aficionados por su
" santa paciencia".
Es  el  último  grandioso  maestro  que  estaba  en  activo.  Entre él y el
siguiente hay un abismo tan grande que se explica por sí sola la decadencia
del  toreo  de  sentimiento  y  la  llegada de toda una generación de "pega
pases". Puede haber toreo de quietud, encimista, pero es otro tipo de toreo
muy  distinto. Otro muy estético, casi de salón, ideado desde la habitación
del  hotel,  pero  son  todo  ventajas,  no  se remata y al toro sólo se le
desplaza.
Curro es otra historia. Es el único torero, en la actualidad, que permite a
su banderillero que reciba el toro, para que el matador pueda observar como
se  comporta  por  cada  uno de los pitones, como siempre, como se ha hecho
toda  la  vida  en  el toreo puro. El banderillero está, entre otras cosas,
para bregar y el maestro para lucirse, cargar la suerte, dominar con arte.

Curro  da  lances  de  recibo  con  ese  capotillo  de unas dimensiones más
reducidas  que  las  de  cualquier otro torero, lo coge de esa forma única,
especial, con las manos muy próximas a la esclavina, carga la suerte de una
forma  que  solo  él  sabe  hacerla, adelanta los vuelos de la capa como si
fuera  a  darle  de  comer  al toro y remata con las manos muy pegadas a la
cintura,  siempre ganando terreno hacia los medios. Es el  dominio puro del
toro con arte.

Y  la  muleta,  también de reducidas dimensiones, montado el estoque de una
forma  especial.  Único  andando  y enseñando frente al toro la mitad de la
muleta,  la punta, como un péndulo, siendo su portador el "reloj" que marca
el momento justo de la culminación  del arte en el encuentro toro y torero.
Dando el medio pecho al astado como nadie.

Todo esto se lleva dentro, se nace con ello, hay que ser sevillano, hay que
vivir  para  esto  y  por  el  toro, querer la fiesta y amar al toro. No le
agrada el momento de la muerte, la suerte suprema, lo hace sólo porque está
en el "guión", porque así es la fiesta, su grandeza, y la grandeza de Curro
( sus contradiciones).

Las  orejas  y  el  rabo: " son despojos...", dice D. Francisco Romero. Los
recoge  con auténtica reverencia, agradeciendo al Presidente y saludando al
público,  con  los  trofeos  en la mano y los entrega, inmediatamente, a su
banderillero.  Las vueltas al ruedo son auténticas ceremonias, agradeciendo
(dando  gracias que salen de sus labios, los ojos brillantes de amabilidad,
bajando la cabeza,...). Dando gracias por todo.

Quien  escribe  estas  líneas  retiene,  aparte  de muchas faenas de muchos
toreros  unas con más pulcritud que otras, dos momentos del mundo del toreo
que  me  han  marcado: la muerte de Yiyo en Colmenar Viejo,a quien "tuve" a
dos  metros de la  puerta de la enfermería con la certeza de que iba muerto
y  las palabras de Curro Romero el domingo pasado,  22 de octubre, en Radio
Nacional  de  España  al comentarista taurino Fernando Fernández Román, con
gran  emoción,  con  silencios  que  se  hacían  interminables,  con la voz
entrecortada  por  la  emoción y sinceridad del personaje, silencios de los
que se intuyen las lagrimas en los ojos, sin querer molestar, casi pidiendo
perdón  por retirarse. Impresionante para el aficionado. Se nos va. Pero, ¡
Ay,  cuando  se vista de corto ( si sus facultades se lo permiten y por una
causa  benéfica)  !   ¡  Que  sea  en  una  plaza grande, porque todos  los
aficionados  irán  como  a  recibir  aroma  de  bendición,  una lección del
fundamento  del  toreo  !  Porque  esto se ha acabado,  después del arte de
Curro no queda nadie.

¿  Y  de  los  rollos de papel higiénico? También iban  espectadores por el
morbo.  Y  Curro  Romero  asentía con amabilidad para todos ( partidarios y
detractores):  " no es posible agradar a todos. El público tiene la razón".
Ni  un mal gesto hacia quienes  protestan, ni a los autores de las crónicas
destructivas. Nadie pudo con Curro.

Torero, torero, torero en la plaza y en la calle, de luces y de calle.
Va por Usted Maestro.


J.M. Cubero

Siguiente

Envía comentarios o sugerencias al respecto de esta página Web a:    webmaster@toroszgz.org

Para contactar con nuestra Asociación:

Por correo ordinario:  Asociación Cultural "La Cabaña Brava"

Apdo. de Correos 10208

50080  Zaragoza

Por e-mail:   toroszgz@toroszgz.org 

Las informaciones y artículos de opinión que aparecen en esta página pueden ser reproducidas por cualquier medio, siempre que se cite su procedencia y se comunique por e-mail a la Asociación editora, la cual no se responsabiliza del contenido de los artículos y noticias que van firmados.


Envía comentarios o sugerencias al respecto de esta página Web a:    webmaster@toroszgz.org

Para contactar con nuestra Asociación:

Por correo ordinario:  Asociación Cultural "La Cabaña Brava"

Apdo. de Correos 10208

50080  Zaragoza

Por e-mail:   toroszgz@toroszgz.org 

Las informaciones y artículos de opinión que aparecen en esta página pueden ser reproducidas por cualquier medio, siempre que se cite su procedencia y se comunique por e-mail a la Asociación editora, la cual no se responsabiliza del contenido de los artículos y noticias que van firmados.