La Cabaña Brava 

Inicio

Foro

 

 

Noticias

Crónicas

Carteles
Asociación
Populares
Opinión
La Tauromaquia
El Aficionado
Prensa
Exposición
 
 
El Tauronauta
Informes
Publicaciones
Resúmenes
 

 

  Inicio >>     Opinión >>   Firmas >>    Olegario "El Olé" >>         Búsquedas
CONTRAQUERENCIA

LA BRAVURA DEL TORO:

Los aficionados actuales quizás estén un poco despistados sobre como es el toro bravo, o por lo menos así lo interpreto al ver aplausos o premios a todas luces equivocados.

El concepto de bravura ha sido manipulado y muy pocos saben hoy lo que es un toro bravo. Sobre este aspecto el más importante que existe en la fiesta trataremos en este breve pero intenso articulo. Espero que les guste.

 Comenzaremos citando a D. Gregorio Corrochano, un critico interesante loado excesivamente por muchos aficionados que tiene hipótesis atrayentes con las que coincido algunas veces y otras con las que estoy radicalmente en contra como esa de que el toro se defiende constantemente. El toro, cualquiera es capaz de verlo, cuando se defiende se defiende y cuando ataca. Que sea un animal de naturaleza pacifica no implica que cuando lo molesten ataquen. El toro cuando se defiende hace unas cosa y cuando ataca se comporta de diferente manera, prueba de que no se defiende siempre. O es qué cruzarse la plaza a toda leche como hace el bravo es depara defenderse. En boxeo cuando se pega puñetazos se ataca y cuando uno se defiende no los pega... cosas de D. Corrochano al que, aunque no lo pueda parecer, admiro. Él dice:

"La bravura del toro tiene un gran parecido con el valor del torero".

"Si no se como es el toro, no se como es el torero. Si el toro es pastueño, boyante, tranquilo que se queda donde le dejan, y cuando le llaman va, que deja colocarse tranquilamente al torero, de los que por su bondad extremada, se les compara en las viejas revistas con "una hermanita de la caridad", no con falta de respeto a la hermana, sino como termino de comparación inigualable de bondad en barbara pero expresiva metáfora, entonces, todo lo que se haga con este toro tiene una importancia artística y estética en la que hay que dar su parte al toro, que ayuda y no es peligroso. Este toro tiene la bravura precisa para no parecer manso, para pasar por bravo y dejarse torear.

Si el toro es de bravura revoltosa, que cuando pierde el engaño se vuelve rápidamente en busca, y se come la muleta, y no deja entrar al torero en su terreno , es intolerable al cite y de bravura agresiva, todo lo que se haga con ese toro hay que apuntárselo al valor, al conocimiento y al dominio del torero. ESTE TORO ES VERDADERAMENTE BRAVO DE RAZA. ES PELIGROSO. Hay que saberle torear para no invertir los términos, y que sea el toro el que toree al torero, lo que he visto muchas veces"

Muchisimo más claro que Corrochano es el Cossio. Animo a todos ustedes a que busquen en el Cossío Bravo y manso. Si no les apetece, decirles que bravo es el toro con poder y valiente y manso se puede entender desde dos puntos de vista: huidizo, no quiere pelea de instinto pacifico; o peligroso pero sin bravura, defendiéndose con poder.

No obstante a estos nuevos tratadistas les doy una importancia relativa en casi todo. El método que un servidor usa para llegar a conclusiones plausibles es comprobar si las conclusiones a las que estos investigadores llegan sobre los toros, coinciden con Hillo, Montes.... Para conocer al toro verdadero se necesita investigar mucho en el pasado, viejas crónicas y tener unas ideas claras generales:

 El bravo se mueve a gran velocidad y el manso no.

El bravo siempre se crece cuando no le pueden.

Conocer las suertes y el significado que ellas tienen.

Tanto la bravura como la mansedumbre cohabitan en el 99,9% de los toros en grados diferentes.

Lo fundamental en el toro es el Poder que sin duda lo da la casta (la selección, los genes) en el 75% y el resto son condiciones de salud.

Retornando al tema:

La expresión tiene muchos pies es general en todos los tratados antiguos. Esta calificación tiene mucho que ver con la bravura. No obstante saquen ustedes mismos las conclusiones finales sobre estas series de citas de Pepe Hillo:

"Piernas de los toros: Se usa la expresión para denotar si pueden, o no mucho, y así cuando se dice, tiene muchas piernas, es porque esta con agilidad y poderío, y como no todos los toros las tienen iguales, se dice Toro de unas piernas regulares; Toro de pocas piernas; ya ha perdido las piernas, todavía las conserva" (He subrayado con negrita para hacer referencia a dos características del toro bravo).

"Boyante: se dice al toro claro y sencillo, que embiste más bien desviándose, que ciñéndose."

"Bravo: Es el toro que embiste bien y pronto, pero que no tiene codicia y celo por el objeto."

(El aspecto codicia y celo actualmente se ha desviado del significado primitivo. Celo y codicia se decía de los toros que no hacían caso al quite. Ejemplos de toros con celo eran los que después de tirar al picador no salían de allí. Esto que es claro síntoma de manso o de menos bravo hoy es interpretado equivocadamente, aunque en los toros una suerte o una característica del toro no sirven para decir que el toro es tal o cual.)

"Feroz: Toro que muy violento y revoltoso, y al mismo tiempo sanguinolento, y devorador de todo objeto que coge, en que se ceba con el".

(Aquí podemos observar lo que es celo)

"Fiero: toro también sanguinolento y devorador, pero marrajo y pausado".

"Revoltoso: se llama así el toro que aunque sea franco y se vaya al engaño, se vuelve sobre él, sosteniéndose en las piernas"

Todas estas palabras hay que entenderlas en el sentido que tenían en el XVIII. Para terminar con Pepe Hillo recordaremos:

"Es general en todos los toros cuando usan la acción ofensiva, que parten precipitados a coger el objeto que se les presenta; y como que las armas que esgrimen las llevan en la cabeza, cuando quieren ofender la humillan, tirando una cabezada , la que repiten si se quedan con el objeto. Esto lo hacen todos , y lo harán siempre por cualidad natural de que no pueden prescindir; y véase ya como con este fundamento solo se descubre la seguridad de las Suertes; porque si el Toro, para ofender corre al objeto con precipitación, y le tira una cabezada para cogerlo, ¿qué cosa más natural y cierta para burlarlo, que reducirlo al mismo objeto, y luego que llegue, quitárselo de delante?"

Sobre la acción defensiva de los toros , la mansedumbre actual a grosso modo, Hillo la percibe nítidamente en la suerte de banderillas cuando el toro hecha la cara arriba, al igual que si el toro no acude con prontitud y si en las suertes de capa no humilla. ¡Ojo! humillar como bien dice Hillo es bajar la cabeza y lo hacen los toros mansos cuando escarban , los bravos al acometer.... todos los toros. Humillar más o menos dependerá de la hechuras de los toros así como de la mano y el valor de los toreros.

Para terminar con esto de autores, aunque esto nunca se acaba, he decidido escoger a Marcial. Porque si bien Domingo Ortega tiene una versión de como ver la bravura escrita en la enciclopedia el Planeta de los toros extraordinaria yo me quedo con Marcial uno de los toreros que más ha hecho por la fiesta al contarnos su tauromaquia, la de siempre la única, la clásica que sirve para la pelea. Dios guarde ha este pedazo de torero cuya obra es interesantisima en todos los aspectos. Aunque discierno en algunas de sus apreciaciones porque me quedo con ideas de otros que me resultan más convincentes.

"...Se puede formular una ley aproximada: cuando hay grandes figuras el toro baja."

"El toro autentico, en su edad adecuada, es el propio para desarrollar la técnica del toreo. Con él se enfrentan José y Juan.. Se mantiene, en lineas generales, hasta 1936.

Ese es el toro mayor de edad, que tiene ya desarrollados sus sentidos, ligereza , acometida y fuerza. Posee el trapío y la belleza del toro hecho. Se presenta en el ruedo franco- o por lo menos, menos dudoso que el toro viejo- y acomete con estrépito de su poder. En una palabra es el autentico toro."

"Para mi no es verdadero toro el bovino que no ha cumplido los cuatro o cinco años, con toda la fuerza de una crianza natural y el trapío también natural de su majestuosa estampa, que infunde pavor."

"Hay distintas clases de bravura, en el toro de lidia. La básica consiste en la fiereza, el temperamento de ataque . Un poco de eso ha de tener siempre el toro, para que pueda llamarse bravo, pero esa cualidad puede resultar molesta, para el torero. Por eso, hoy muchos ganaderos la han suavizado, echando agua al vino de la bravura....

De los ocho o diez toros excepcionales que he visto en mi vida, casi ninguno como aquel Amargoso de Albayda, que yo mate unos años antes. Por su escepcionalidad en todo, ofrecía para el torero dificultades casi insanables.

Embestía desde muy largo, como un bólido. Frenaba cuando llegaba a mi. Seguía mis movimientos y corneaba con tal fiereza que fue reduciendo mi coraje hasta vencer mi animo. Cuando ya no me quedo otra cosa que hacer, opte por meterle la espada.

Murió sin que nadie supiera lo que el toro podía haber sido. Escribieron que era un marrajo, otros dijeron que quizás estaba toreado. Yo se lo que fue en realidad: un toro bravisimo, excepcionalmente bravo, pero con una bravura mala, que va a por el torero.

Para reducirlo , yo sabia muy bien lo que había que hacer. Simplemente no me atreví. Bastaba con haber aguantado su feroz embestida, al llegar al cuerpo, le hubiera adelantado la pierna, al mismo ritmo que la muleta, haciendo un cruce espeluznante para que el Toro, embalado en su velocidad, hubiera seguido el engaño de pierna y trapo hasta el último alcance de sus pliegues. Y luego repetir la suerte cuantas veces hubieran sido necesarias, de acuerdo a la velocidad y el poder del toro. Si así lo hubiera hecho, se me hubiera entregado, sin duda alguna. No lo hice y ese Toro excepcional cargó con un mochuelo que todavía me pesa en lo intimo de mi conciencia.

No he sido el único torero al que ha sucedido algo por el estilo, desde luego. Del tipo de Tapabocas y Amargoso fue Bravío, de Santa Coloma, que dio la impresión de inlidiable porque Saleri II no lo supo ver."

Toro de Urcola fue Tapabocas famoso por su bravura que no quiso ver el bueno de Domingo Ortega, no obstante el defendió que el toro no era auténticamente bravo. No se si sería o no autentico lo cierto es que le dieron dos vueltas al ruedo y eso era un ciclón a la hora de embestir . El torero argumenta que un toro bravo no se deja tocar los pitones.

Por otro lado Bravío como bien dice el Cossio ha pasado ha la historia como el Jaquetón del siglo XX.

EL OLE.

Atrás Siguiente


Envía comentarios o sugerencias al respecto de esta página Web a:    webmaster@toroszgz.org

Para contactar con nuestra Asociación:

Por correo ordinario:  Asociación Cultural "La Cabaña Brava"

Apdo. de Correos 10208

50080  Zaragoza

Por e-mail:   toroszgz@toroszgz.org 

Las informaciones y artículos de opinión que aparecen en esta página pueden ser reproducidas por cualquier medio, siempre que se cite su procedencia y se comunique por e-mail a la Asociación editora, la cual no se responsabiliza del contenido de los artículos y noticias que van firmados.