La Cabaña Brava 

Inicio

Foro

 

 

Noticias

Crónicas

Carteles
Asociación
Populares
Opinión
La Tauromaquia
El Aficionado
Prensa
Exposición
 
 
El Tauronauta
Informes
Publicaciones
Resúmenes
 

 

  Inicio >>     Opinión  >>       Búsquedas

los inconvenientes del nuevo reglamento taurino.

 

Por LUIS ALONSO HERNÁNDEZ Veterinario y escritor taurino.

 Es muy posible que sea Andalucía “la comunidad que más apueste por la Fiesta de los Toros” como apuntó su Consejera de Gobernación Evangelina Naranjo, pero esto no le da derecho a permitirse la necedad de confeccionar un Nuevo Reglamento Taurino, a pesar de haber despertado a las pretensiones de considerarse una Nación dentro de la Nación España.

 

La mayor parte de los aficionados a esta Fiesta comprendimos desde su aprobación que había algunos puntos susceptibles de reformar en el Reglamento que ahora padecemos .Reforma que debería hacerse a nivel nacional por una Comisión Consultiva a la que pudieran acceder todos aquellos ciudadanos que aportando una serie de méritos contrastados estuvieran interesados en esta reforma, puesto que con el proceder de la Comunidad Autónoma Andaluza se da pie a que en unos años haya tantos reglamentos taurinos como Comunidades Autónomas tiene nuestra en un tiempo no muy lejano indivisible España.

 

De momento hay una cuestión interesante y es el reconocimiento a la Fiesta Nacional como elemento cultural capaz de generar beneficios económicos importantes. Ahora lo que se debería hacer es invertir parte de estos beneficios en la mejora de quien los genera.

 

Me voy a permitir el análisis de aquellos puntos que han sido susceptibles de reforma:

 

El trapío (término subjetivo para Naranjo y Soriano) se ha “ido al traste” cuando era fundamental a la hora de que los profesionales veterinarios “dieran de paso” a una corrida acorde con la importancia de la plaza.

 

La regularización de muchas empresas es una medida importante y en este punto se debería permitir que cualquier empresario que tuviera en su currículum la organización de un determinado número de festejos pudiera  presentar su pliego para concursar a cualquier plaza, independientemente de la categoría, de España, acabando con ese antidemocrático punto en el que para concursar a la adjudicación de una plaza de 1ª categoría haya que haber sido empresario de 1ª. Claro que también son culpables los empresarios agraviados por no ir directamente con el agravio comparativo al juzgado de guardia.

Se ha bajado el peso de los novillos a lidiar en los tres tipos de plazas: hasta 500 kilos para las de 1ª, 435 kilos para las de 2ª y 410 kilos para las de 3ª. Peso de romana que no de tablilla que es la que en definitiva cuenta. No estoy muy de acuerdo con estos “distingos” pues: ¿Acaso los espectadores de una plaza de 3ª ( que suelen pagar las entradas más caras) no tienen derecho a novillos con más romana y trapío?.No es una medida muy democrática que digamos.

El que cualquier aficionado pueda ocupar la Presidencia si de lo que se trata es de quitar de la circulación a los Comisarios de policía puede ser medida adecuada para este fin, pero si lo que se pretende es buscar personal más idóneo no lo veo como solución. Les remito a lo que ocurrió cuando el Presidente de la Real Federación Taurina de España, tras su empecinamiento, presidió un festejo en uno de los pueblos toristas de los alrededores de Madrid. El Presidente ha de conocer perfectamente el Reglamento, tener criterio de aplicación y dotes de mando entre otras muchas cualidades. Ha de estar revestido de plena autoridad en cuestiones de sanciones, puesto que se trata del único presidente en funciones  de todos los espectáculos habidos.

Que se baje el peso de los petos (no creo que sean mucho los 25 kilos de los actuales) estimo que no es el problema de la suerte de varas,.Si lo es, el peso de los caballos y la raza  de los mismos que ya estaban contemplados en el anterior reglamento. El problema de la suerte de varas  está en dos puntos:

1.-La puya: hay que dulcificarla, es decir hay que hacerla menos agresiva estudiando con toda minuciosidad el tope de la misma así como los filos cortantes.

2.-Que se pique al toro en el lugar adecuado de su anatomía que no es otro que el cerviguillo.

El dejar la suerte de varas en manos del matador no creo sea una medida muy prudente, pues es tanto como prescindir de un plumazo del asesor veterinario, que de ser experto y aficionado es quien más sabe de las características fisiológicas del toro. ¿Se imaginan lo que ocurrirá cuando un toro salga demasiado encastado y atemorice al matador?. Casi con seguridad que será masacrado en la suerte de varas sin  que nadie tenga autoridad para evitarlo.

Con motivo de la implantación reglamentaria de los burladeros, el crítico Indalecio dijo:

“Los defensores de la pureza de la Fiesta hemos perdido las colonias”

Con esta medida, de dejar toda la autoridad de la suerte de varas en manos del matador esperemos que no hayamos perdido la Fiesta de manera definitiva. 

Respecto a que los ganaderos puedan lidiar los productos sospechosos bajo su responsabilidad ya se los daba esa opción en reglamentos anteriores y lo que hacían era no lidiar y esperar para hacerlo en otra plaza donde los equipos veterinarios no fueran tan exigentes. Habría que legislar en el sentido de: una corrida que hubiera sido rechazada en cualquier plaza no pudiera ser lidiada en ninguna otra plaza.

Se podrá devolver una res que se dañe durante la lidia siempre que sea antes del último tercio. Es seguro que con esta medida se trate de defender al espectador, pero ¿Cuántos sobreros habrá que tener para el hipotético caso de que se lesionen varios astados?. La devolución de los 13 toros en la Monumental en un ciclo isidril creó serios problemas a los empresarios de plazas de 3ª donde únicamente era obligatorio un sobrero y este se había utilizado. ¡Los “espectadores” piden que en los chiqueros haya muchos toros de repuesto!.

 

La autorización del indulto en todas las plazas creará verdaderos problemas de alteración de orden público cuando primen intereses creados. No está en los toros indultados la salvación de la cabaña brava. Está en la no escatimación de sementales por parte del ganadero y en la selección con criterios exigentes.

No se ha resuelto la laguna jurídica que representa el saber quien es dueño de los toros una vez que están en la plaza, para pedir las responsabilidades dimanadas de las transgresiones.

Y finalmente, para evitar espectáculos tan bochornosos como el ocurrido en la corrida lidiada en la plaza del Puerto de Santa María el domingo 31 de julio del presente año, apunten un dato y saquen un artículo número??? en el que se diga taxativamente:

 

“Todas las plazas de toros pertenecientes a la Comunidad Autónoma de Andalucía deberán estar dotadas de dos juegos de cerbatanas con sus correspondientes jeringas inyectoras así como de los medicamentos anestésicos paralizantes, para el caso de que un astado no pudiera ser introducido en los corrales tras su devolución”

 

 


Envía comentarios o sugerencias al respecto de esta página Web a:    webmaster@toroszgz.org

Para contactar con nuestra Asociación:

Por correo ordinario:  Asociación Cultural "La Cabaña Brava"

Apdo. de Correos 10208

50080  Zaragoza

Por e-mail:   toroszgz@toroszgz.org 

Las informaciones y artículos de opinión que aparecen en esta página pueden ser reproducidas por cualquier medio, siempre que se cite su procedencia y se comunique por e-mail a la Asociación editora, la cual no se responsabiliza del contenido de los artículos y noticias que van firmados.