La Cabaña Brava 

Inicio

Foro

 

 

Noticias

Crónicas

Carteles
Asociación
Populares
Opinión
La Tauromaquia
El Aficionado
Prensa
Exposición
 
 
El Tauronauta
Informes
Publicaciones
Resúmenes
 

 

  Inicio >>     Prensa  >>         Búsquedas

Prensa

Manda el público

Se entregaron los premios ‘Puerta Grande’ de san Isidro

Rosa Jiménez Cano

El amigo Donaire –viejo guerrero de la pluma y la alcachofa– lo llama jurado popular, a mí me gusta más denominarlo democracia. Mientras el resto de premios otorgados son poco menos que un compadreo entre amiguetes para quedar a bien con todo el mundo y salir juntos en la foto vestidos de largo, en Puerta Grande los premios los eligen los aficionados. Y no son unos aficionados cualquiera sino los que durante todo San Isidro se reúnen a tomar cañas cuando acaba el festejo en este restaurante y aledaños. No es casualidad que los compañeros del comando salvaje itinerante afincados en Zaragoza lo conozcan como el Sanedrín. Votos libres A la hora de votar, el último día de feria, ya puede ser usted, rey, obispo, cura o Marquesa de la Vega de Anzo. Ya puede estar usted en medio millón de jurados, ser abonado de tercera, cuarta o quinta generación, que su voto no vale más que el de cualquier otro que ha ido a la plaza durante casi un mes seguido. Aquí radica el éxito y el valor de estos galardones. El que lo gana sabe que no se lo dan un grupúsculo de amigos que se juntan para merendar con él y decirle lo guapo que es, porque ese reconocimiento viene de los que pagan cada tarde su entrada sin diferencias de clase o condición, y votan abiertamente a mano alzada a quien creen que lo merece. Alrededor sólo había buenos amigos. Con Lauri Olmedo preocupada porque dicen que Abellán se ha echado novia oficial y Rocío, enterándose del futuro que le augura un tarot basado en ‘piedra, papel o tijera’ avalado por un comensal próximo. Mientras, David Cordero inmortaliza con su cámara y el bueno de César Palacios, dibujante castizo con patillas de hacha, toma apuntes que, para variar, terminará regalando. Otro con patillas afiladas, Esplá se llevó la mejor estocada, aunque confesó que todo ha sido un error: «De cuando en cuando, me confundo y doy una estocada buena». Como triunfador de la feria estaba convocado Ferrera, alegó motivos personales, aunque hay quien sospecha que estuvo en su tierra jugando al fútbol con los mayorales. Como fuere, el premio queda a buen recaudo con Julio Pacheco. De Salamanca bajaron Carolina Fraile y El Legionario; la primera, en calidad de amiga de la casa y el segundo, a recoger un premio por tres puyazos dejando ver al toro, ahormando y midiendo el castigo. A este Legionario, tímido, poca falta que le hace hablar mientras sepa andar así a caballo. Se puede considerar una especie en peligro de extinción. El Chano se erigió en banderillero triunfador de la feria. Es de justicia matizar que durante todo el verano con los modestos y los novilleros ha tenido una labor sobresaliente cada vez que hizo el paseíllo en Las Ventas. De la mano de Hernández Pla –‘Toñete’ para los íntimos– vino el momento sentido: penúltima temporada como ganadero y premio al mejor toro por ‘Guitarrero’. Y ya van veintitrés para una misma res. Adolfo Martín resucitó por San Isidro con, según el selecto jurado popular, la mejor corrida del ciclo tras un año de calvario y crucifixión. Agachó la cabeza por lo acontecido el 1 de mayo de 2001 y dio motivos para creer que no sólo hace milagros San Victorino. La revelación de la temporada quedó para el final: Fernando Robleño, criado a los pechos de muchos aficionados allí presentes, los mismos que ahora le encumbran. Derrochó el mismo corazón de cada tarde al temblarle la voz aguantando una lagrimita en el capítulo de agradecimientos. Ya sólo quedaba la tentación de la noche madrileña. Queda el consuelo de repetir al año que viene o dejarse caer cualquier jueves que nos monten un debate para matar el gusanillo de la afición.

  Publicado en Tribuna de Salamanca  27-11-2002.


Envía comentarios o sugerencias al respecto de esta página Web a:    webmaster@toroszgz.org

Para contactar con nuestra Asociación:

Por correo ordinario:  Asociación Cultural "La Cabaña Brava"

Apdo. de Correos 10208

50080  Zaragoza

Por e-mail:   toroszgz@toroszgz.org 

Las informaciones y artículos de opinión que aparecen en esta página pueden ser reproducidas por cualquier medio, siempre que se cite su procedencia y se comunique por e-mail a la Asociación editora, la cual no se responsabiliza del contenido de los artículos y noticias que van firmados.