La Cabaña Brava 

Inicio

Foro

 

 

Noticias

Crónicas

Carteles
Asociación
Populares
Opinión
La Tauromaquia
El Aficionado
Prensa
Exposición
 
 
El Tauronauta
Informes
Publicaciones
Resúmenes
 

 

  Inicio >>             Búsquedas

TITULAR

 

El encaste de Pedrajas

ORÍGENES:

Su creador fue el ganadero cordobés Antonio García Pedrajas, quien adquirió en 1918 la ganadería que había sido creada catorce años antes por Francisco Correa, con un lote de vacas y el semental "Bandolero", adquiridos a Fernando Parladé.

El ganadero efectuó en refrescamiento de sangre en la vacada mediante la incorporación de tres sementales ("Jabato", "Horquillero" y "Caraancha") del hierro de Luis Gamero Cívico, de idéntico origen Parladé.

Años más tarde la ganadería se dividió en dos partes entre los herederos de Antonio García Pedrajas, sus hijos Francisco y Magdalena García Natera. De la parte correspondiente al primero deriva hoy la ganadería Marqués de Domecq, posteriormente incrementada con reses del encaste Domecq, que son las imperantes en esa vacada, y de la segunda el hierro de María Luisa Domínguez Pérez de Vargas, que conserva en pureza la procedencia de Pedrajas.

Antes de desprenderse de sus respectivas ganaderías, los herederos de Pedrajas vendieron un lote de cincuenta vacas y dos sementales ("Nocheysol" y "Grillito") para formar la ganadería de Isaías y Tulio Vázquez, que también mantiene dicha procedencia en la actualidad.

De todas las ramas derivadas de Parladé es la menos extendida, apareciendo reses puras de este origen en las ganaderías de María Luisa Domínguez Pérez de Vargas, Herederos de Salvador Guardiola Domínguez, Tulio e Isaías Vázquez y Marqués de Albaserrada.

EL PROTOTIPO DEL ENCASTE DE PEDRAJAS

Son ejemplares mediolíneos, con perfiles cefálicos rectos o subcóncavos y tendentes a la eumetría. Se trata de toros generalmente bajos de agujas y de tipo aleonado, como es característico en la mayoría de los ejemplares procedentes de Parladé. En conjunto resultan bonitos de tipo y exhiben buen trapío.

Su cabeza es ancha de sienes y de diámetro fronto-nasal corto, presentando el morro igualmente chato. Está provista de encornaduras predominantemente astiblancas, bien dispuestas en cuanto a su dirección, abundando los ejemplares acapachados, corniapretados y cornidelanteros. Alcanzan un buen grado de desarrollo de defensas, aunque sin llegar por lo general a ser tan cornalones como los que derivan de los encastes de Gamero-Cívico o del Conde de la Corte.

El cuello tiene una longitud entre media y corta, el morrillo aparece bien desarrollado y la papada es prominente pero no excesivamente amplia, sin llegar a ser badanudos por lo general.

La línea dorso-lumbar suele ser recta y ligeramente inclinada de delante a atrás, de forma que suelen ser un poco más altos de cruz que de grupa, la cual es redondeada, pero no muy desarrollada. Las extremidades son de longitud media, finas y fuertes, y la cola larga con el borlón bastante manifiesto.

Su piel es fina y lustrosa, exhibiendo pintas predominantemente negras, aunque también se dan ejemplares castaños, colorados y tostados. Estas capas van acompañadas por una serie de accidentales característicos entre los que se encuentran los más comunes, el bragado, el meno y el listón, dándose también el chorreado y el bocidorado. Los colorados suelen presentar asimismo ojo de perdiz y ser bociblancos.

LAS VACAS DEL ENCASTE DE PEDRAJAS

Las hembras de este encaste presentan una morfología semejante a las derivadas de Domecq, aunque sin llegar a ser tan finas como estas y exhibiendo encornaduras más desarrolladas por lo general.

Son ejemplares de talla media, bajas de agujas y finas de cabos. Su perfil es predominantemente subcóncavo, aunque también se dan vacas que lo tiene recto.

Su cabeza es alargada y tiene una característica peculiar al presentar un abultamiento en su parte superior, que parece como una especie de moña. Los ojos son grandes y de mirada agresiva y los cuernos son finos en la base y en todo su trayecto, predominando las encornaduras acapachadas, veletas y cornidelanteras.

El cuello es más bien corto, con papada bien desarrollada. El tronco tiene un buen desarrollo transversal y la línea dorso-lumbar un poco ensillada. El vientre aparece redondeado y la grupa un poco caída y angulosa. Las extremidades son finas y de longitud media y la cola larga y con cerdas muy profusas en su borlón. Las ubres son finas y de desarrollo medio.

EL COMPORTAMIENTO DEL ENCASTE DE PEDRAJAS

Tradicionalmente los vacunos de las ganaderías derivadas del encaste de Pedrajas han tenido una bien ganada fama de resultar bravos durante la lidia, aun que esta bravura con cierta frecuencia pudiera ir acompañada de cierta aspereza y de dificultades para los toreros.

La lidia de este tipo de toros alcanza su mayor lucimiento durante el tercio de varas, donde se arrancan desde muy lejos a los caballos de los picadores y realizan peleas muy espectaculares y brillantes.

Su comportamiento en el último tercio de la lidia ha venido siendo por lo común mucho más irregular, dándose ejemplares nobles y boyantes, junto a otros tendentes a desarrollar sentido, quedarse cortos y defenderse, razones por las cuales no gustan mucho a los diestros. Además, su construcción morfológica propicia que embistan con la cara natural, sin humillar mucho, aspecto éste que también es motivo de críticas por parte de los toreros.

Por el contrario se trata de un tipo de toros que gustan mucho a los aficionados amantes de la lidia en toda su pureza, por el interés y emoción que aportan a la misma.

 

Del libro "Prototipos raciales del toro de lidia"  del Ministerio de Agricultura.

 

Enlaces relacionados:

-Ganaderías de Pedrajas >>

 

Atrás Arriba Siguiente


Envía comentarios o sugerencias al respecto de esta página Web a:    webmaster@toroszgz.org

Para contactar con nuestra Asociación:

Por correo ordinario:  Asociación Cultural "La Cabaña Brava"

Apdo. de Correos 10208

50080  Zaragoza

Por e-mail:   toroszgz@toroszgz.org 

Las informaciones y artículos de opinión que aparecen en esta página pueden ser reproducidas por cualquier medio, siempre que se cite su procedencia y se comunique por e-mail a la Asociación editora, la cual no se responsabiliza del contenido de los artículos y noticias que van firmados.