La Cabaña Brava 

Inicio

Foro

 

 

Noticias

Crónicas

Carteles
Asociación
Populares
Opinión
La Tauromaquia
El Aficionado
Prensa
Exposición
 
 
El Tauronauta
Informes
Publicaciones
Resúmenes
 

 

  Inicio >>     La Tauromaquia >>    EL Toro >>        Búsquedas
El Toro de Lidia

ORIGEN Y CLASIFICACIÓN ZOOLÓGICA DEL TORO DE LIDIA

La paleontología, leyendo en restos fósiles encontrados en los estratos de la corteza terrestre, hace creer que los seres vivos de cada formación geológica son tanto mas análogos a los actuales cuanto mas modernas son aquellas.

De este modo, y según los mas modernos estudios paleontológicos relacionados con el origen de los bóvidos, tiene el genero Bos, entre sus ascendientes desaparecidos, numerosas formas ancestrales, como el Bos longifrons o brachyceros, el B. primigenius, el B. frontosus, etc. Estos se remontan hasta el Anoplotherium, considerado como origen común o entronque de todos los artiodáctilos.

Hay, sin embargo, quien no admire otros ascendientes de todas las razas actuales de toros que el uro o toro salvaje del periodo neolítico y que ha subsistido en algunos países hasta el siglo XVII. Las demás especies del genero Bos serian razas o subespecies del Bos taurus primigenius.

El área geográfica del uro se extendía desde el oeste de Europa (España, Inglaterra, etc.) hasta la China, y dada tan amplia extensión pudo muy bien ser domesticado en varios lugares independientemente, si bien lo seria probablemente en Asia, como casi todos los demás animales que el hombre utiliza en su servicio.

Del uro derivan todas las razas de toros existentes, y no del bisonte de Europa, cuyos restos encontramos tan abundantemente en las habitaciones del hombre troglodita. Teniendo, pues, un origen común, nada deben extrañarnos las analogías existentes entre los toros que en estado semisalvaje se encuentran en distintas regiones de Europa, como en Escocia y aun en Suiza, en donde dedican estos animales a la lucha entre sí, constituyendo típico deporte, que procuran cautamente ocultar a los extranjeros por lo que tiene de brutal.

Según el profesor doctor Keller, de Zurich, es la raza de Hérens, a la cual nos referimos, de origen egipcio, pues en la época de los faraones se criaban toros en el país del Nilo para dedicarlos a la pelea, y tales animales eran precisamente de tipo braquicéfalo como los suizos de que hablamos Los árabes debieron difundir esta raza taurina por el norte de África y por España, desde donde pasarían a Suiza. Posee esta raza acentuado instinto combativo y ella seria, según estas investigaciones, la precursor; de las nuestras de lidia. Sin embargo, creemos que debieron llegar de Asia a España toros en estado de mayor o menor domesticación por dos diversos conductos: uno de ellos, el ya dicho de los egipcios, que los cartagineses y berberiscos importarían a la vez que trajeron la oveja merina Estos toros, que se explotarían en régimen casi salvaje por el sur y el centro de España, manifestaron bien pronto su carácter de bravura y acometividad, que había sido la base de su selección en Egipto como animales de pelea y que lo seria también en el futuro destino que les esperaba en nuestro país.

 

La otra vía, antes aludida, de introducción en Europa y en España del ganado bovino domesticado en Asia fue la de los celtas, que imprimieron su sello especial a la ganadería de los países que habitaron, como sucede en el centro de Europa, Inglaterra, Francia y el norte de España. Este ganado carecía de bravura, y se caracterizaba por su menor tamaño y por sus cuernos de gran desarrollo y casi verticales.

Los celtas dieron hombre al toro salvaje que encontraron en Europa, al que llamaron auroch, palabra formada de las dos aury och, que significa salvaje y toro, no confundiéndolo desde luego con el bisonte de Europa, como después lo han hecho muchos naturalistas, pues ya vemos la diferenciación en las pinturas rupestres, en las que claramente se perciben las dos siluetas inconfundibles de ambos rumiantes, desaparecidos, el uro en la época antes citada y el bisonte europeo (Bison bonasus) en la época actual; desde que se cazo uno en Lituania durante la gran guerra europea, no se ha vuelto a ver ningún otro bisonte ni aun en la región caucásica, que era donde estaba confinada esta especie.

Puesto que, como decimos, han sido confundidas ambas especies, haremos una ligera descripción de cada una de ellas.

Los bisontes son animales bien caracterizados por tener 14 pares de costillas, mientras que los bueyes solo tienen 13. Tienen abundante pelo, que forma en el tercio anterior una gran melena que cae sobre cuernos y ojos, mucho mas abundante en el bisonte americano que en el europeo; su cabeza es ancha y mas convexa y pesada que en el toro, con fuerte musculatura sobre la cerviz, que forma una ligera joroba en el bisonte europeo y una muy desarrollada en el americano. Los cuernos del bisonte son mas pequeños y arqueados y finos que en el toro.

El auroch era un animal tan grande como el bisonte y mucho mas que el toro actual, pues alcanzaba una talla de 1,85 metros de altura a la cruz; su cola era mas larga y peluda que la del bisonte; carecía de joroba, y sus cuernos eran mucho mas desarrollados y mas potentes que los del bisonte.

El uro no tenia el cuerpo cubierto de tan abundante pelo como el bisonte, ni formaba melena, ni era erizado en la primera mitad de su línea dorsal, ni se presentaba colgante sobre la papada. Cuéntese que fue muerto el ultimo hallado en el bosque de Jaktorowka (Polonia) en el año 1630.

CLASIFICACIÓN ZOOLÓGICA DEL TORO DE LIDIA.

El orden de los ungulados pertenece al subreino de los animales metazoarios, tipo vertebrados, claw mamiferos, subclase monodelfos (Eutheria). La subfamilia de los bovinos comprende, ademas del toro (Bos taurus L.), el uro y bisonte ya descritos (B. primigenius Boj., y Bison bonasus L., y Bison bison L.). EI toro se caracteriza dentro del grupo por ser, en una palabra, un auroch degenerado, reducido de tamano y a la domesticidad completa en las razas domesticas, o a la incompleta, que es propia de las razas bravas.

Son también especies de cavicórnidos, mas o menos afines al toro, el búfalo verdadero (Buffelus bubalis L.), ya que así se llama también impropiamente al bisonte americano (Bison bison L.). El búfalo solo existe en África (Synceros Hog. caf~er) y en la India (Buffelus Rut), donde se le usa como animal lechero y de trabajo, a pesar de su fiereza natural, pues es la especie mas peligrosa de la fauna asiática, después del tigre; es de costumbres acuáticas, de color negro y de cuernos enormes y planos. La especie Anoa depressicornis Smith es otro búfalo de menor tamaño, domesticado en Filipinas, en donde se le llama carabao, de cuernos mas cortos y caídos hacia detrás, de pelo escaso y de color negro o pío.

Los bueyes de joroba, o cebúes (Bos indicus L.), son animales fácilmente domesticables, de coloración gris, cuerpo pequeño y orejas colgantes, gran papada y fino pelo. El yak (Poephagus Gray) vive en el Tibet y esta domesticado también; posee largos cuernos y abundante pelo por la papada y abdomen. Es de color negro o pío, y es de una gran rusticidad y muy propio para los países fríos. Los llamados bueyes de la India (Bibos Hog.) son el gaur, de tamaño excepcional; el gayal y el buey banting, que viven en los grandes bosques, en donde se les caza; son de colores análogos a los anteriores, y se usan en Asia y Oceanía como animales de trabajo y de carnicería.

Todas estas especies, menos los búfalos, se cruzan con el toro con mas o menos facilidad y con fecundidad mas o menos limitada, lo cual nos da la clave para conocer el parentesco o afinidad entre todas ellas, ya que la mayor o menor analogía idioplasmica es la única norma aceptable para definir las especies, menor que el criterio morfológico ordinariamente seguido por los naturalistas como mas expeditivo, sin duda alguna.

Pero aun hemos de seguir subdividiendo la especie toro en nuestro país, de acuerdo con todo anteriormente expuesto al hablar del origen del toro español. Aquellos animales llegados a España por conducto de los celtas se han perpetuado sin perder sus primitivos rasgos característicos, y pudiendo constituir en la actualidad una raza que denominaremos Bos taurus celticus, esparcida por el norte de España y Portugal, que no produce toros de lidia y si toros de gran valor zootécnico como productores de carne, trabajo y leche. El tamaño de esta raza no pasa de ser mediano; su color es bermejo o rojo mas o menos intenso o rodado, amarillo (marelo) y leonado; sus cuernos son de gran tamaño, largos, delgados y casi verticales.

Después de aparecer esta raza, que es desde luego la mas antigua, como se deduce por las pinturas rupestres conocidas, apareció la raza brava venida de Egipto, algo mas corpulenta que la anterior, de colores mas oscuros, negro, retinto y colorado, con cuernos robustos, como corresponde al toro de lidia, y línea dorsal algo ensillada o cóncava. Podemos llamar a esta raza Bos taurus africanus, y son subrazas de la misma la extremeña, la .andaluza, la ribatejana de Portugal, etc.

Por ultimo, esta raza africana sufrió importantes modificaciones biológicas, bien por acción de algunas mutaciones que el medio extremado de la región central española provocara, bien por cruzamiento con el auroch que entonces existía en España, y se produjo un nuevo tipo de toros, que puede considerarse como propio de una tercera raza, que llamaremos Bos taurus ibericus, este es de formas robustas, de mayor talla, de coloraciones oscuras (con raya dorsal mas claro o amarillenta) o berrendas, y de cuernos análogos a los de la raza anterior, pero aun mayores. Esta raza, menos brava, da excelentes toros de trabajo y también de lidia, sobre todo si son cruzados con los andaluces. Son subrazas de las que describimos la barqueña, colmenarena, la morucha de Salamanca, etc.

Sansón, en su clasificación del ganado vacuno, solo considera en España una raza de toros, la ibérica, aunque este autor dice bien claramente que no conoce ni tiene datos acerca de las razas españolas. En cambio, el ilustre zoólogo español señor Pérez Arcas ya nos hablaba hacia el ano 1870 de las razas avilesa, gallega y de lidia en su notable libro de historia natural, coincidiendo en el fondo con nuestra clasificación.

Como consecuencia de cuanto queda expuesto, he aquí la ficha zoológica del toro de lidia como animal metazoario:

 

Tipo........................... Vertebrados.

Clase.......................... Mamíferos.

Subclase..................... Monodelfos.

Orden......................... Ungulados.

Suborden.................... Artiodáctilos.

Sección....................... Rumiantes.

Familia....................... Cavicornios.

Subfamilia.................. Bovinos.

Genero........................ Bos.

L. Especie.................... Bos taurus

L. Raza........................ Bos taurus africanus.

Subraza o variedad.....Andaluza, navarra, etc.

Extraído de "El Cossío"  la enciclopedia de los toros de la editorial Espasa-Calpe.

 

Por su interés reproducimos dos artículos sobre el origen del toro de lidia de dos libros de especialistas en zoología del toro.

Ambos documentos se ejecutan como archivos PDF. de Adobe Acrobat.

  ORIGEN Y EVOLUCIÓN DEL TORO DE LIDIA

Del libro "El Toro de lidia" de Ramón Barga Bersusán.

  ORÍGENES DEL PROTAGONISTA

Del libro "Incursión en el mundo de los toros" de Luis Alonso Hernández.

Atrás Arriba Siguiente


Envía comentarios o sugerencias al respecto de esta página Web a:    webmaster@toroszgz.org

Para contactar con nuestra Asociación:

Por correo ordinario:  Asociación Cultural "La Cabaña Brava"

Apdo. de Correos 10208

50080  Zaragoza

Por e-mail:   toroszgz@toroszgz.org 

Las informaciones y artículos de opinión que aparecen en esta página pueden ser reproducidas por cualquier medio, siempre que se cite su procedencia y se comunique por e-mail a la Asociación editora, la cual no se responsabiliza del contenido de los artículos y noticias que van firmados.