La Cabaña Brava 

Inicio

Foro

 

 

Noticias

Crónicas

Carteles
Asociación
Populares
Opinión
La Tauromaquia
El Aficionado
Prensa
Exposición
 
 
El Tauronauta
Informes
Publicaciones
Resúmenes
 

 

  Inicio >>     (navegacion)       Búsquedas
La Tauromaquia tradicional

ROSCADEROS O "SUERTE DEL CESTO"

Los "Roscaderos" es la única suerte, espectáculo, forma de lidia, forma de toreo o como se le quiera llamar, que no está tipificado ni explicado, ni tan siquiera en la Tauromaquia Tradicional aragonesa, es por ello , por lo que nos animamos, a través de este escrito, a intentar explicar lo que es, como se realiza, y para que sirve o mejor dicho servía, ya que en la actualidad, los roscaderos han quedado reducidos a una suerte meramente de exhibición .

No está muy claro cual es el origen de la "suerte del cesto", lo que si parece bastante claro , es que fue durante muchos años, una forma de medir la bravura de las reses de lidia, al igual que hoy es la suerte de varas. Se utilizaba en las tientas como termómetro de la bravura, pero solo en la zona de Aragón y parte de Navarra, por lo tanto nos atrevemos a afirmar, que fue la forma de tentar de aquellas ganaderías que pastaban por estos lares , como eran las ganaderías de Casta Navarra, que tan bravos ejemplares criaban y que precisamente por esto dejaron de solicitar los toreros y al final llegaron casi a desaparecer. Entonces, si las ganaderías que empleaban el roscadero para calibrar la bravura, criaban animales bravos y encastados, se puede afirmar que el roscadero es una forma de tienta y además bastante buena, por supuesto que no queremos decir mejor que el caballo, pero que debería tener su sitio en la historia de la Tauromaquia Tradicional Aragonesa.

El roscadero propiamente dicho es un cesto de mimbre muy parecido a los utilizados en la vendimia que también se utilizaban, antiguamente, cuando el maíz se recolectaba a mano. A este cesto se le coloca un suplemento, también de mimbre de unos 25 centímetros alrededor de la boca, para que a la res le quepa la cabeza. A la conjunción que forma este suplemento con la boca del cesto se le llama campana . En el centro o cuerpo del roscadero se colocan dos estacas transversales, suelen ser de madera de olmo, por la gran resistencia de esta madera. Estas estacas sirven, pues, para que la cuadrilla pueda agarrar el roscadero. En algunas zonas se suele poner también una estaca perpendicular, formando ésta con las anteriores citadas una especie de cruz que evita que la res pueda introducir más la cabeza en el roscadero. Desde aquí quiero censurar esa estaca perpendicular, gracias a esta estaca muchas vacas encuentran ahí un tope que no las deja meter bien la cabeza y por consiguiente no pueden pelear bien. A los extremos de estas estacas se les llama púas ó pugas. Concretamente púa solo se denomina a la estaca que está más próxima a la campana, que es agarrada por dos mozos, uno por cada lado, ya que la estaca trasera solo la agarra un mozo que es el que "lleva" el roscadero , excepto como veremos más adelante, en la zona de la Ribera del Ebro, que al ser el roscadero más grande, tanto los mozos púas , como el llevador agarran el roscadero por la misma estaca que es la estaca púa.

Para proteger las manos de los mozos se suele adherir al mimbre del cesto unas gomas para así impedir que el pitón de la res traspasando el mimbre pueda herir las manos.

roscadero de las Cinco Villas

Púa izquierda Estaca trasera

roscadero de la Ribera del Ebro

Campana Goma protectora

Como se aprecia en las fotos la cuadrilla de roscadero la componen cuatro personas. En los roscaderos de la zona de Cinco Villas el mozo que lleva el roscadero lo agarra por la estaca trasera con una mano en cada extremo, dos mozos uno a cada lado de éste denominados púas, sujetan la estaca delantera ( el que esta a la derecha del que lo lleva lo sujetará con la mano derecha y el que esté a su izquierda viceversa), estos dos últimos se unen al mozo que lleva el roscadero cogiéndolo por el hombro con la mano que le queda libre, y un cuarto que se coloca detrás del mozo llevador lo agarra por la cintura. Sin embargo en la zona de la Ribera del Ebro tanto el mozo que lleva el roscadero, como los mozos púas cogen el roscadero de la estaca delantera , y el cuarto mozo agarra el roscadero de la estaca trasera, aunque los dos púas y el llevador también se unen mediante sus brazos agarrándose por el hombro . En las fotos se puede apreciarlas dos formas diferentes de llevar, o coger el roscadero .

Explicar la técnica del roscadero es complicado ya que "cada maestrillo tiene su librillo", pero lo fundamental es, avanzar hacia la vaca llevando los cuatro el mismo paso, avanzando todos con el mismo pié. Cuando se produce el encuentro entre la vaca y el roscadero hay que procurar tener el roscadero lo más bajo posible, "el roscadero cacho", se solía oír antes. Los mozos púas procurarán hacer fuerza con su brazo hacía bajo, contrarrestando la fuerza que la vaca hace hacía arriba con su cabeza (obsérvese en la primera foto , como la vaca hace fuerza hacía arriba con su cuello, metiendo los riñones). La función del cuarto mozo es contrarrestar el impulso hacia atrás, para ello procurará estirar una de sus piernas lo más posible para que haga como de puntal y ofrezca mayor resistencia a la fuerza que ya de por sí trae la vaca. Cuando la vaca haya embestido unas cuantas veces es conveniente andar hacia atrás para darle más confianza a la vaca a la vez que la dejas que se recupere, y cuando está recuperada otra vez para adelante.

Se suelen realizar concursos de roscaderos, muy tradicionales tanto en las Cinco Villas, como en la Ribera del Ebro, pero el concurso más importante es el que se celebraba en Zaragoza coincidiendo con las fiestas del Pilar, y digo se celebraba, porque ya no se celebra. Siempre se montaba un gran ambiente con este concurso, pero , según nuestras noticias, hubo mozos que querían imponer a los ganaderos ciertas vacas que dieran menos problemas o menos espectáculo, diría yo, y por unas cosas y por otras se dejó de realizar lamentablemente. El pasado año se quiso realizar una exhibición de roscaderos, pero nada más lejos de la realidad, los mozos impusieron unas vacas y estas no cumplieron, por lo tanto una vez más, espectáculo devaluado y falseado.

Ojalá vuelvan los roscaderos a ser lo que han sido. Antes de despedirme quiero dar las gracias a José María Arnillas y a los Hnos. Ozcoz (ganaderos tradicionales de vacas para roscaderos), por tantas y tantas mañanas proporcionándonos emoción y espectáculo con la bravura de sus vacas en los concursos de roscaderos y que ahora por culpa de yo que sé quien, no podemos disfrutar.

JARAMAGO

Atrás Arriba

 


Envía comentarios o sugerencias al respecto de esta página Web a:    webmaster@toroszgz.org

Para contactar con nuestra Asociación:

Por correo ordinario:  Asociación Cultural "La Cabaña Brava"

Apdo. de Correos 10208

50080  Zaragoza

Por e-mail:   toroszgz@toroszgz.org 

Las informaciones y artículos de opinión que aparecen en esta página pueden ser reproducidas por cualquier medio, siempre que se cite su procedencia y se comunique por e-mail a la Asociación editora, la cual no se responsabiliza del contenido de los artículos y noticias que van firmados.